Mi historia

El 13 de Enero de 2017 nació la pequeña Vega, una niña muy deseada, la niña con los ojos más bonitos que jamas había visto. El embarazo fue difícil, pero nada alarmante para lo que más tarde ocurriría.

Todo comenzó cuando, en Enero de 2019, Vega empezó la guardería. Las profesoras alarmaron a Ana, su madre, comentándole que la pequeña Vega no se relacionaba y que no tenía un comportamiento propio de su edad.

Ana la llevó al médico y su doctora no notó algo anormal en la pequeña, comentando que todos los niños no son iguales y, por lo tanto, no evolucionan al mismo tiempo.

Su madre, desde ese momento, ya no sé sentía tranquila… y llegó uno de los peores días de sus vidas. En la madrugada del 4 de Marzo de 2019, Ana tenía en sus brazos a Vega, estaba malita, tosía mucho, y pronto se dio cuenta de que algo no iba bien, encendió la luz, y Vega estaba de color azulado, no respiraba y entró en parada cardiorrespiratoria.

Ana es enfermera y procedió a realizarle una RCP (Reanimación Cardio Pulmonar), mientras su marido y padre de la niña, Rubén, calmaba a su hermanita Adriana y avisaba al 112, cuyo personal llegó enseguida.

Al entrar en casa, los servicios sanitarios, Vega comenzó a llorar y, en ese momento, comenzó toda esta pesadilla. Vega tenia crisis,no se sabía por qué ni debido a qué. Comenzaron las pruebas médicas, electroencefalogramas, medicación, ingresos de larga duración, más pruebas y más cambios de medicación que, en el caso de Vega, no funcionan.

Vega sufre epilepsia. La epilepsia es una enfermedad del sistema nervioso debida a la aparición de actividad eléctrica anormal en la corteza cerebral. Hay muchos tipos de epilepsia, algunas se solucionan con medicación y otras, como la del caso de Vega, que padece una encefalopatía epiléptica de origen desconocido, no responde a tratamientos y, de momento, no encuentran la causa.

Aún no se sabe que secuelas tendrá Vega, eso tiene a sus padres muertos en vida, ya que no saben la evolución que va a tener la pequeña, un pronostico que los médicos no les pueden decir…